-->

26 de octubre de 2009

Sólo se queda el gris.

 Ya empiezan los síntomas de daltonismo. Lo ves todo gris, y cada día te entristeces más. Echas de menos el verde, y lo confundes con rojo; y algunos lo ven todo absolutamente en blanco y negro. Sales a la calle, y sólo ves hojas deslizándose por la carretera y rallando delicadamente el asfalto; cuando fuera de esa dimensión hay mucho más. Pero tú, inconscientemente, sólo ves eso. Te preocupa que se quede todo tan lejano, y sólo logres reimaginar pequeños trozos de puzzle de una tarde a la que llamaste inolvidable, cuando no recuerdas ni la mitad. No es que eches de menos a alguien especial, simplemente deseas volver a vivir esas sensaciones que te tienen con la duda de volver a saborearlas, pues ya no recuerdas aquel tembleque en tu cuerpo, y ya no te importa con quien. Las personas, parece que dan igual. Pero las echas demasiado de menos, como a Madrid nevada.

2 comentarios:

Hollie A. Deschanel dijo...

Madrid nevada tiene que ser preciosa :)

Por cierto, ¿qué plantilla usas para tu blog?

Muaks!

Just Zombie dijo...

Totalmente cierto debe ser temporada de grises por muchos sitios.

Flowers are growing all over my bones.

No pretendo en absoluto ser la más famosa de todo Blogger, no. Lo que intento es tener un rinconcito en la web para que amantes de la literatura y adictos al placer de escribir se tomen unos minutos para leer algún que otro relato, algún que otro párrafo y para opinar sobre mis minutos de tecleo nocturnos. La verdad, prefiero que os sinceréis conmigo criticando mis poligrafías de manera constructiva; -pues siempre se aprende más de lo que te han enseñado, reprochado y corregido-, que digáis 'está muy bien.' Por una vez, quiero que me juzguen por lo que escribo.