-->

4 de noviembre de 2009

Dibújame.

Dibújame...¡una vaca! Pero no una vaca normal. Ponle... manchas en forma de estrella... y... ¡azules!
Dibújame una palmera al lado con frutas de colores, que si no la vaquita morirá de penuria y... como me gusta mucho, no la hago pasar hambre.
Dibújame también un río con un agua cristalina, ¡esta vaca sólo bebe la mejor agua!
Dibújanos. Me apetece vivir allí. Alejada de todo, y junto a ti. Pero espera. ¡Dibújame mas guapa! ¡Quítame esa nariz! Ah, y hazme sonreír. Tengo que estar feliz en ese lugar.
Dibújame detrás un bosque de pinos. Un bosque enorme... ¡que no termine nunca! Y al final... traza unos montes nevados, muy a o lejos.
(...)
¿Crees que lo que dibujas se hace en la realidad?
Sí. Mira, me dibujaste una sonrisa en el lienzo. Ahora mírame. Me has dibujado una sonrisa. Seguro que en unos instantes se podrá ver nuestra vaca de manchas de estrellas.

1 comentario:

Just Zombie dijo...

Mira que dibujo y dibujo y nunca lo hago realidad,no pierdo la esperanza,lo más fácil,como bien dices es dibujar una sonrisa,y que mas da que lo demás no se haga realidad.

Flowers are growing all over my bones.

No pretendo en absoluto ser la más famosa de todo Blogger, no. Lo que intento es tener un rinconcito en la web para que amantes de la literatura y adictos al placer de escribir se tomen unos minutos para leer algún que otro relato, algún que otro párrafo y para opinar sobre mis minutos de tecleo nocturnos. La verdad, prefiero que os sinceréis conmigo criticando mis poligrafías de manera constructiva; -pues siempre se aprende más de lo que te han enseñado, reprochado y corregido-, que digáis 'está muy bien.' Por una vez, quiero que me juzguen por lo que escribo.