-->

14 de noviembre de 2009

No te dejes llevar en coche por la mañana.



-Hola.
-Buenos días.
-Quítate esos ojos, que los llevas maquilladísimos.
-¿Te puedo hacer una pregunta?
-Sí.
-¿Te importa tanto como lleve los ojos?
-Quiero que estés guapa.
-Yo me veo guapa así.
-Anda, quítatelos.
-Pero...¿qué más te da?
-Pues... bastante, más de lo que crees.
-¿Sí o qué?
-Quiero que estés guapa para mí. Quiero darme cuenta de que tú vales más que Esther.

1 comentario:

Srta. M dijo...

Espero que lo único que importe no sea como lleves los ojos.
Sería demasiado triste.

Flowers are growing all over my bones.

No pretendo en absoluto ser la más famosa de todo Blogger, no. Lo que intento es tener un rinconcito en la web para que amantes de la literatura y adictos al placer de escribir se tomen unos minutos para leer algún que otro relato, algún que otro párrafo y para opinar sobre mis minutos de tecleo nocturnos. La verdad, prefiero que os sinceréis conmigo criticando mis poligrafías de manera constructiva; -pues siempre se aprende más de lo que te han enseñado, reprochado y corregido-, que digáis 'está muy bien.' Por una vez, quiero que me juzguen por lo que escribo.