-->

3 de septiembre de 2009

Mañana no sé si estaré.

Me bebí un segundo sorbo de mi café de por la mañana y empecé a pensar, como siempre que puedo, de todo esto. Esto a lo que llamamos vida, llamamos vida a un poder tan mágico, tan surrealista y tan increíble, que lo consideramos normal. Esta vida, que viene acompañada de una serie de sucesos manifestándose durante este periodo de duración relativa, nos da el poder de sentir, amar, querer, sufrir, enfadarse, hablar, crear, sonreír, transmitir; entre muchos, muchos otros.
Y me jode, me jode mucho que yo no pueda aprovecharlos bien, que cada cosa que hago salga mal, que cada vez que intento algo no sucede como previne.
Entre trago y trago, un suspiro se escapó de mi boca. Acabé mi taza, la lavé y me fui, otro día más.


2 comentarios:

Just Zombie dijo...

AY! esos dias en los que te das cuenta, de que las cosas que tu ves normales,porque pasan cada dia,son mas fascinantes y mas importantes de lo que crees.

:)

Hollie A. Deschanel dijo...

A veces en nuestra rutina hay cosas más interesantes y mágicas de lo que parece a simple vista.

Muás.

Flowers are growing all over my bones.

No pretendo en absoluto ser la más famosa de todo Blogger, no. Lo que intento es tener un rinconcito en la web para que amantes de la literatura y adictos al placer de escribir se tomen unos minutos para leer algún que otro relato, algún que otro párrafo y para opinar sobre mis minutos de tecleo nocturnos. La verdad, prefiero que os sinceréis conmigo criticando mis poligrafías de manera constructiva; -pues siempre se aprende más de lo que te han enseñado, reprochado y corregido-, que digáis 'está muy bien.' Por una vez, quiero que me juzguen por lo que escribo.