-->

20 de agosto de 2009

Dolor.


Imaginándome una conversación contigo.

[Suena el timbre,
Ella baja despreocupada sin importarle demasiado quien había tras esa puerta.
Es él.]

-¿Sara?¿Qué te pasa?
-Lo sabes de sobra.
-¿Lo que digo a veces? Pero si es una broma.
-Pues mira qué gracia me hace, ¿me ves reírme?
-No, pero, joder, no sabía que te jodían tanto.
-Pues mira, ya lo sabes.

[Ella intenta cerrar la puerta, pero el la retiene.
Ella, con tono cansado, le pregunta.]

-¿Qué mas quieres?
-Quiero que me lo expliques.


[Ella ríe (se mofa, más bien) y mira al suelo.]

-Ah, que no te has dado cuenta. Que justo después de pararte a medio centímetro de mí y que me ponga a llorar, es por que el cielo es azul, ¿verdad? Mira, si no lo entiendes, es que no quieres hacerlo. Si sabes de sobra que te quiero más que a nada, que pienso en ti cada puto minuto, que cada puta canción me recuerda a ti. Que después de pasar la mejor noche de mi vida me encuentre con un SMS a la mañana siguiente tuyo diciendo: "Lo hago por ti." y tu crees que eso me sienta bien, ¿verdad? Vaya. Pensaba que lo hacías por los dos. Sí, que tu te sientes mejor por que eso de hacer las cosas por los demás es de buena persona, pero tío, no me hagas esto. Si vas a hacer algo, que sea por los dos ¿entiendes? Porque aquella última noche; oh, te acercaste a mí. ¿Para qué? Para que caiga, ¿no? Y yo aguantando, ¿sabes? Por que por una vez si podía ser por ti, pero no. Satu no puede no provocar, es que no puede. Tiene que estar pinchando a Sara. Si sabes de sobra que me muero por cada uno de tus jodidos huesos. Que si tú te tiras, yo te sigo. Pero es que no puedo decírtelo, no me atrevo. Bueno, no me atrevía, cuando aún estabas en la etapa de abrazos y de no mandar SMS. Joder, que me haces daño. ¿Y no te has dado cuenta? ¿Qué quieres? ¿A qué juegas? Tío, que a mí me sienta como una puñalada que me envíes esas cosas.Si no pusieras nada, pues vale, estaría normal; no pegaría saltos, pero por lo menos no me pondría a llorar delante de tu puta cara. Que sí, que quieres locamente a Esther, pues cojones, me lo dejas claro ¿sí? Y no te juntas a mí y esperas a que te bese, que no lo haré. Tú puedes verlo de cualquier otra forma, pero desde fuera, se ve que esto es un juego de niños de primaria. Si estás con una chica en serio, estás y no vas esperando y provocando para que la otra te coma de la mano.
Me jodes, me jodes.

[Ella cierra la puerta bruscamente terminando con la conversación, entra en casa sin despedirse y coge la maleta para irse de Madrid.]

Pero esto no va a pasar, ¿por qué? Por que soy incapaz de ponerme así contigo...

Jodido Satu...


1 comentario:

Lú London Eye dijo...

Sara, sólo tengo dos palabras:
Jo der.

No estés mal ¿vale?
Un beso :*

Flowers are growing all over my bones.

No pretendo en absoluto ser la más famosa de todo Blogger, no. Lo que intento es tener un rinconcito en la web para que amantes de la literatura y adictos al placer de escribir se tomen unos minutos para leer algún que otro relato, algún que otro párrafo y para opinar sobre mis minutos de tecleo nocturnos. La verdad, prefiero que os sinceréis conmigo criticando mis poligrafías de manera constructiva; -pues siempre se aprende más de lo que te han enseñado, reprochado y corregido-, que digáis 'está muy bien.' Por una vez, quiero que me juzguen por lo que escribo.